Los 5 Destructores de la Inmunidad 

El PBC

                                               
El PCB (difenili policlorurati) y el benzeno son tóxinas que quedan atrapadas en la membrana de vuestros glóbulos blancos. Porque la membrana esta hecha de grasa y estos solventes se derriten en la grasa, se entiende porque el PCB y el benzeno se acumulan allí y porque a ese punto los glóbulos blancos pierden su especial poder: es en la membrana que se encuentran sus sensores.
Las fuentes principales de PCB se encuentran en la lejía de lavar y  en la comida elaborada.

El Benzeno

El Benzeno es otro destructor de la inmunidad.
El benzeno se ha convertido en un enorme problema alimentario a causa de la de la comida contaminada con sustancias desinfectantes o conservantes y del agua que se ha desinfectado con lejia de lavar. Llega propio de vuestro supermercado favorito o del vuestro negocio de alimentos ogánicos.

El benzeno entra en nuestros alimentos junto con aromas y colorantes. Entra nuestro cuerpo junto con las pastillas, sean estas fármacos de bancos, integradores alimentarios, o fármacos de prescripción médica. Colores y aromas han sido extraídos y fabricados con solventes provenientes de la industrias del petróleo, incluido el benzeno. Se sabe de decenios que causa l cáncer, especialmente la leucemis. Después que en su membrana ha entrado el benzeno, nuestros glóbulos blancos dejan de comer. La membrana esta hecha de una doble capa de grasa. El benzeno produce dolor y desangrarían.

El amianto

Nos hemos concentrado tanto sobre el amianto presente en los muros y en los techos, pero hemos olvidado de los sitios mas obvios: la comida y el agua.

Cuando el fragmento más pequeño acaba en el agua, todo el agua que lo rodea se polariza a sur. Cuando un pequeño fragmento se queda en un tejido vuestro, el fluido que rodea, la sangre y el tejido mismo adquieren una polaridad a sur. El amianto esta hecho de minúsculas motas puntiagudas, de las cuales cada una contiene hierro! Cuando estas motas son comidas por un glóbulo blanco, en el glóbulo entra una gran cantidad de hierro del tipo polarizado sur. Entonces se activa un gen que produce ferritina, debido a que la ferritina es una molécula de almacenaje de este tipo de hierro. Es el modo que tiene el cuerpo de almacenar este tipo de hiero sin dañar el organismo.  Lo mas rápido posible viene producida una excesiva cantidad de ferritina: tanta que esa filtra al exterior del glóbulo blanco, revistiendo su membrana externa. Este revestimiento de ferritina actúa como una mancha de petróleo sn el mar. sobre las células inmunitarias, que inmediatamente dejan de comer del otro amianto o lo cualquier otra sustancia.

Colorantes

Están presentes en la comida, agua- ciertos colorantes distaban nuestros niveles de sangre, otros que causan edemas y vertimientos.

Metales pesados

Los metales son la quinta y última categoría de toxinas que hacen impotentes vuestro sistema inmunitario, eso es que destruyen la capacidad de los glóbulos blancos de encontrar, seguir, comer y matar vuestros oncovirus, bacterias, levadura, y células tumorales. Es una tarea enorme. En ningún cuerpo animal se ven metales brillantes que forman parte del aumento de un órgano, y  ni mucho menos se revela su presencia. Ni siquiera el mundo vegetal vemos un metal puro llegar a ser una planta. Todavía estas mismas luces pueden ser químicamente transformados, asumiendo una forma orgánica. Los átomos de metal pueden tener especiales proteínas llamadas enzimas. Y ahora se les llama minerales, no metales, también si los elementos de base son los mismos. Algunos metales no se transforman nunca en minerales: son por ejemplo el uranio, el paladio y el lantano. Buscarlos en la tabla periódica. Otros ejemplos son el plomo, el antanido, el cadmio, el aluminio. Hasta hace poco tiempo, los lantanidos eran llamados "tierras raras"; son el total 15.

Los lantanidos al contrario "ellos", son mas magnéticos que otros metales aunque no tan fuertemente como el hierro. Se presentan siempre juntos y es muy difícil separarlos, también con fuertes procesos químicos.El tulio, el gadolinio y el lantano son todos lantanidos. Debería haber un motivo muy importante si la madre naturaleza ha tenido ciertos metales y los lantanidos fuera de nuestro cuerpo. Y porque son bastante oxidados? y porque competirian con los demás minerales? o disturbarian nuestra polarización magnética? No se sabría la verdadera razón hasta que los biólogos no hayan descubierto muchos mas secretos de la vida,incluidos los fenómenos eléctricos y magnéticos. hasta ese día, nos deberíamos dejar guiar por el instinto que nos ha sido dado por la madre naturaleza. El metal no tiene un sabor y no da una buena sensación; significa que no deberíamos comerlo o meterlo en la piel, aunque si lo hacemos, no caemos a tierra muertos secos sobre los pies. La regla de la naturaleza tienen detrás de ella millones de años de sabiduría. Pero la naturaleza no podía prever la "civilización", que quizás deberíamos llamar " regresión". el metal era bonito de ver, asi brillante. Y así nos hemos enamorado. Aunque si los metales son inocuos en las profundidades de la tierra, lejos de nosotros, hemos excavado para extraerlos, los lanzamos por el aire para divertirnos (los fuegos artificiales del 4 de Julio en los Estados Unidos llenándonos el aire de estroncio). Los descargamos en el aire de los tubos de escape de los coches, nos lo colocamos en el cuerpo como joyas, anillo, piercing, cocinamos en metales, y por si fuero poco lo metemos en la comida. Nos revolcamos en los metales. Un metal inimaginable, el aluminio, que no se encuentra en ninguna criatura viviente, ha iniciado a ser descargado en nuestros alimentos a partir de 1880, y continua hoy día. La asi dicha "invención" llamada polvo fermentante para el pan, dulces, no era otra cosa que añadir aluminio en polvo un liquido: producía boyas! Es asi como ha nacido el pan sin fermento. Ahora que el morbo del Alzheimer ha llegado a ser tan difundido, con su acumulación de aluminio en el cerebro, y que si se han difundido el herpes y el EBV ( síndrome de fatiga crónica) esta practica debería ser reexaminada, como la practica de añadir aluminio a toda el agua potable antes que se desinfecte. Afortunadamente es posible quitar el aluminio del agua con un filtro de carbón hecho en casa con una broca dotada de un filtro al carbón.
Nuestro alimento literalmente nada en el cromo y en el níquel: todo lo que ha estado manchado o homogeneizado con la ayuda de una placa metálica que se calienta en la operación (integradores en polvo, mantequilla de arácnidos homogeneizados) esta contaminado de estos metales.
Y no usamos otros que ollas y platos de plástico, de cerámica o vidrio! y, añadimos estas vajillas y ollas dejan también mercurio, níquel, tallio y ãcido malónico. El teflón y el vidrio dejan copiosas cantidades de tallio.

Y no esta acabado. Que cosa podría ser peor que comer metales provenientes de nuestros platos de plástico y de tubos del agua? Esta: Absorber metales como si fuera un chupa-chups, directamente en la boca, día y noche, bajo la forma de empastes de metales. Los metales disueltos que se filtran fuera del empaste acaban en vuestras admidalas, en la glándula del tiroides, en la parótida, en el timo, y directamente en vuestros tumores. Si veíamos un niño chupando una moneda, inmediatamente se la quitamos de la boca... de instinto sabemos que hace daño. En algunos de estos empastes hay cerca de 50 metales ( ver página 328). como hemos hecho, nosotros que somos adultos, a cometer un error asi grave? Vuestro cuerpo casi que no puede con los metales pesados residuos de las propias enzimas, contra mas aun de ingerir metales provenientes del empaste de la boca. Los metales provenientes de las enzimas son el cobre, cobalto, vanadio, oro, germánico, molibdeno, rutenio, rubidio, selenio, magnesio, zinc, hierro, níquel.

No deriva necesariamente de nuestros enzimas: se dejan en nuestro cuerpos por las bacterias y hongos. Estos hechos están improvisadamente abriendo los ojos: estos metales, a medida que con los años se acumulan en nosotros, nos roban la juventud, la salud, y el destino (la longevidad). Si se acumulan de repente, nos encontramos  en una crisis: una enfermedad como el cáncer. Siu se acumulan lentamente, creemos de estar envejeciendo y aceptamos el hecho sin rebelarse. Ya están en nuestros " naturales" (endógenos, n.d traductores) metales pesados, provenientes de material vivo (materia que vive dentro de nosotros) Es evidente que no deberíamos comer de los otros, y acelerar asi nuestro final. El cobre de las tuberías del agua a menudo nos aporta plomo de las soldaduras. Se revela del agua (testada al sinconometro o en laboratorio) plomo o cobre, sustituye los tubos con esos de PVC, o hacerlo revestir al interior con resina heposidica (epoxy) (ver fuentes)
Metales pesados naturales

Como puede un metal pesados ser natural? no es siempre tóxico? Cada enzima tiene el propio interno un mineral. Cuando un enzima ha concluido la propia duración de vida, viene dirigido. Antes viene contraindicado una especie de "banderita", una sustancia llamada ubiquitina, de modo que vuestros enzimas digestivos no se equivocan y digieren la sustancia justas. Pero el mineral mismo no es digerible: se queda en forma de residuos en un pequeño deposito, un poco como los huesos de pollo y piel del plato. no puede ser rehusado, por lo menos no donde nosotros. Ahora de ser llamado metal, tóxico, aunque si se transforma naturalmente en nuestro cuerpo, simplemente viviendo. No eliminamos estos metales a través del intestino o la orina, pero antes que podamos eliminarlos, deberíamos encontrar el virus y la bacteria!
Algunos minerales, como el hierro, vienen en parte reciclados tramite nuestros procesos químicos reducidos, y cuanto parece de iridio.

El níquel, el vanadio, el oro tienen una historia totalmente diferente. No pertenecen a nuestro cuerpo: pertenecen a una forma primitiva de vida, como los fermentos, bacterias, hongos y parásitos, que los usan en sus enzimas, pero que viven dentro de nosotros. El níquel es n componente de su enzima ureas.Los seres vivientes primitivos son necesarios para rendir posible nuestra vida: No debemos menospreciaros. Son ellos que comen inmundicia como el amoniaco ( el vapor de la orina) El amoniaco es tóxico por la forma de vida mas recientes como nosotros. Es más la producimos, como producto de nuestros procesos vitales. Nosotros y otros mamíferos tenemos un complejo de enzimas que tienen la tarea especial de cambiar rápidamente toda el amoniaco en orina, que no es tóxica. Cuando el ciclo de la urea esta en acción, dos moléculas de amoniaco se transforma en una molécula de urea. Son el hígado y los riñones los que producen la mayor parte; y después nuestros sistemas de eliminación y de excreción nos liberan de la urea. Pero no se queda siempre una pequeña cantidad de sangre, que en los test hemáticos se llama BUN, Blood Urea Number. En natura, porque bacterias y hongos "vuelvan a limpiar" la excreción animal, presentes en los campos, curso del agua, su enzima ureas se tiene que poner a trabajar para descomponer de nuevo estas moléculas de urea y transformarla de nuevo en amoniaco. Eso es convierte fétido todo, sin que nosotros nos demos cuenta y lo tengamos a la larga. Pero el amoniaco provee a los microorganismos primitivos de nitrógeno, precioso para ello, debido a que hace posible su vida. El elemento níquel esta presente en cada una de las moléculas de ureasis. Es la llave de la sobrevivencia de las formas inferiores de vida. En nuestro intestino hay bacterias, muerto y vivas, buenos y malas, que se nutren de los residuos de nuestra digestión. A medida que estos mueren, queda el níquel, que serán ayudados de sus sucesores. El oro, en caso de la salmonela, se recicla del mismo modo. Microorganismos rivales pueden apoderarse de los metales dejados por otros. Los virus del VIH arrebatan a la salmonela el oro del cual se nutre cada día para vivir. Así, por el echo de hospitar en nuestro cuerpo otras criaturas, somos un deposito de metales naturales. El daño esta causado  del níquel, en vez de llamarlo infección, es de notable entidad: Consume nuestro iridio y se vira a polaridad sur! Sea donde sea haya depósitos de níquel, los niveles de iridio disminuyen mucho. Un tumor, a causa de la acumulación de níquel, no esta en grado de recuperar los propios depósitos de hierro y de rendirlo reutilizable: falta el iridio. Y todavía de cualquier manera sucede que los deposito de ferrita (Fe203), forma oxidad del hierro) se liberan para que el tumor se vuelva a una polarización norte.

 El niquel se hace  girar a polaridad sur.

La cura no puede proceder debido a los bajos niveles de iridio. Junto a un tumor aparece un nivel bajisimo de 29 (en unidad homeopatica a la disolución de1 sobre 5) Normal es un nivel entre 80 y 90, y en los niños pequeños revelan niveles de 120.
Una vez que llegamos a la vejez, todos, sanos o enfermos, estamos llenos de metales pesados. Pero no es una aparición casual de metales pesados: son siempre los siguientes:

 cromo                                     niquel                                                    
 cobre  selenio
 cobalto  vanadio
 germánico  


No es sorprenderte que sean los mismos metales descritos en el precedente libro como co~ún denominador de tumores?

En el cancer, la enfermedad y la vejez los metales presentes en el cuerpo son siempre los mismos: se han oxidado y son residuos de enzimas muertos, nuestros y nuestros invasores. Las celulas tumorales son incapaces de invertir el proceso y reconstruirlos en minerales organicos, purificarlos y reutilizarlos. Ni siquiera los cuerpos sanos, son capaces de hacerlo. No pueden estar al paso con los procesos cotidianos de limpieza y manuntencion de cuerpo. El cobre nos da manchas marrones en ciertos puntos de la piel. El cobalto, mal de corazón, el vanadio y el germanio nos dan mutaciones, el cromonos da problemas de azucar en la sangre, el oro nos da enfermedades de ovarios y obesidad, el niquel nos lleva a la inmunodepresión y siempre mas afecciones. cabellos grises, clavicia y alergia. Mas aun, ninguna de estas cosas parece necesaria.Se deberian evitar.Los metales son la nutricion indispensable para nuestros parasitos, bacterias, virus. Es un carburtante para las enfermedades.

La enfermedad, incluso el cancer, es una patologia de los metales. Nos deberiamos deshacer de ellos.
 
(Da "The Prevention of all Cancers", pagine 202-220; Copyright)

<?php echo JText::_( 'TPL_CLARK_DONATION' ); ?>

We would like to ask for a small donation

We are a non-profit organization and are financed in part by donations.
Our services are carried out by volunteers who give freely of their time.
We also make sure to provide you with free information material and books.
A minimum donation of $3.00 or more would be greatly appreciated in order to help with our expenses. Thank you!

TPL_CLARK_THUMB_UP