Se pueden parar hasta las pérdidas de sangre cuando provienen de una vieja úlcera que no cura nunca o de un viejo tumor, o de una zona interior que no ha sido localizada nunca. A menudo el único indicio de pérdidas hemáticas es una lenta pendiente del nivel del hierro (hierro sedero) en el análisis de la sangre, junto a anemia. Las causas son las mismas por todas las zonas del cuerpo. 
  
El sangramiento tiene dos laderas: una pequeña herida que pierde sangre y un problema de coagulación que no logra pararlo. Podéis curar ambas las partes en semanas. 
  
En un primer momento es posible que tengáis una sola de las dos partes. Sólo podríais tener minúsculas heridas que yo llamo "sangramientos". Todos los enfermos de cáncer tienen muchos minúsculos sangramientos en los tejidos; la unica prueba de eso podría ser una anemia crónica. A pesar de eso, puede ser que vuestro cuerpo todavía logre desarrollar bastante bien sus tareas. O podríais tener un problema de coagulación. Vuestro cuerpo esta empeñado continuamente a arreglar y curar todas este pequeñas pérdidas. Pero esta acción es obstaculizada cuando la sangre rechaza de coagularse a la justa velocidad. La prueba de la sangre nota ligeramente un "tiempo de coagulación" demasiado largo en las pruebas PT y PTT. Podríais tener de ello de las señales visibles de manchas azuladas o moradas bajo la piel, de zonas del cuerpo que tienen la tendencia a desarrollar hematomas si son chocadas: muslos, piernas, brazos y la espalda de las manos. 
 
Podréis parar de procuraros herídas y parar de alterar los tiempos de coagulación cuando hayáis curado el problema de la coagulación. Pero si os limitáis a asumir fármacos que "refuerzan la sangre" o pastillas de hierro o hierbas que proveen sustancias para curar las heridas o para corregir la coagulación, no lo habréis curado. Podéis, sí, conseguir una ayuda profunda y veloz de estos tratamientos, pero sólo son tratamientos. Si no paráis las causas, con el tiempo el problema empeora, también cuando parece estar bajo control. 
 
La solución de la medicina clínica es de "hacer" obligar, devolver más estrechos, los capilares de modo que no dejen pasar mucha sangre. La adrenalina es uno de estos tratamientos para las emergencias. 
Estas pequeñas y constantes pérdidas hemáticas provienen de pequeñísimas laceraciones, que se ocasionan dónde se ha acumulado ácido fórmico. El ácido fórmico es extremadamente agresivo-es la misma sustancia que las hormigas os inyectan cuando os muerden. 
 
Imagináis de tener un centenar de estas pequeñas inyecciones. Todavía podrían ser demasiado pequeñas para daros dolor, pero os causan ya pérdida de sangre. En realidad son debidas al benceno que desde hace tiempo bebéis y atracones: beber agua continente benceno o comer comida revestida con benceno os da docenas de minúsculos sangramientos. 
 
El Sincrometro® nota que el cuerpo tiene por el benceno una especial calle de detossificazione que lleva a la producción de ácido fórmico. Cuando este ácido se forma en el estómago o en los pulmones, serán este los principales órganos que sangran. 
 
El cuerpo es veloz a detossificarlo, usando el propio bicarbonato de sodio y potasio. Pero si se forma más ácido fórmico de lo que el potasio y el sodio del cuerpo logren taponar, y siempre en el mismo punto, se forma una úlcera sangrante. La sangre en el escupitajo o en el intestino suficientemente es visible para ser encontrado. Pero cuando la pérdida de sangre ocurre en vuestros tejidos, este no vienen casi nunca encontrados. El Sincrometro® los encuentra cuando se investiga la hemoglobina libre en la saliva o en un órgano. 
 
Recórdaos que el cuerpo puede construir naturalmente benceno del micotossina zearalenone, a su vez producida por la seta de la podredumbre a anillo de la patata, (precedido por la seta Chaetomium). Así no es una sorpresa que se haya desarrollado un recorrido detossificante por el benceno. 
 
En un primer momento el benceno es oxidado en fenol, sustancia muy acre que mata los tejidos, usada en los fumigadores. Para poder oxidar el benceno tenéis que tener bastante capacidades oxidante en vuestro cuerpo. 
 
Luego el fenol es demolido en alcohol metílico, que es particularmente dañino por los ojos y para el páncreas. 
 
El alcohol metílico es transformado en formaldehído, otra sustancia muy áspera y que mata los tejidos, (usados por los empleados a las bombas fúnebres). 
 
El formaldehído viene en fin oxidado de ácido fórmico, que es la sustancia de las picaduras de hormiga. Este recorrido ha sido notado por el Sincrometro® en todos los casos de sangramiento crónico. 
 
 Vosotros ya sabéis de dónde viene el benceno: del agua que bebéis, de la comida, de vuestras pastillas, de los integradores comestibles, de los frascos de las fleboclisis, de todo lo que ha sido hecho con agua continente benceno. Con respecto a estos manantiales, la entidad del benceno presente en el aire es irrelevante. 
 Después de que habréis parado de asumir todas este cosas continente benceno, sólo nos serviran 5-10 días para parar los sangramientos. Hacen falta 5 días para dirigir sobre la calle del ácido fórmico la última dosis de benceno que habéis comido. 
 
 Pero para remover el ácido fórmico nos requieren otros 5 días porque el cuerpo puede tener una escolta demasiado limitada de los mismos bicarbonatos: ha seguido consumiéndolos todo para producir formiato de sodio y formiato de potasio que lo sirvieron a detossificare el ácido fórmico. La constante pérdida de este fuerte alcalinizator puede llevar a una condición ácida y a la necesidad intensa de comidas saladas y bebidas continente anhídrido carbónico, sosa. 
 
 Por suerte las laceraciones curan de prisa. Después de cinco días el ácido fórmico puede ser fuera todo combinado y rápido con la orina por los riñones y la vejiga. 
  
 Si no están disponibles bastante carbonato de sodio o potasio, el cuerpo trata en todo caso de empujar fuera el ácido fórmico por los riñones. Naturalmente a este punto el sangramiento se desarrolla en los riñones. Además todo este ácido fórmico los vuelve mucho demasiado ácidos, así que ya no soy capaz de expulsar otras sustancias. Normalmente las toxinas son neutralizadas antes de ser excretadas. Si eso no es hecho, los riñones son perjudicados. 
 
 Tomando establemente bajas dosis de bicarbonato de sodio y potasio podéis cosa de días, no de meses, dar alivio el problema del sangramiento de renios, intestino, pulmones y úlceras al estómago o al esófago. 
 
 Cuánto tiempo nos requerirá a parar los microemorragie depende de la cantidad de cantidad de benceno que vosotros queda de desintoxicare de ácido fórmico. La velocidad del desintoxicazione del benceno depende de enzimas del hígado, más allá de que del cisteina, de la taurina, del magnesio y de la vitamina B2. Acelerar mucho este proceso no hace otro que crear, al final de la cadena, un charco aún más grande de ácido fórmico. En cambio iniciar a asumir bicarbonato de sodio antes de acelerar el proceso os protege de este peligro. Pacientemente y constantemente asumís el bicarbonato y una pequeña cantidad de cisteina y taurina, una cápsula al día. 
 
En los mismos 5-10 días que os hacen falta por desintoxicare todo el benceno presente en vuestro cuerpo, podréis curar vuestros problemas de coagulación.  
  
 
El problema de la coagulación  

  La vitamina K y el cumarina desarrollan un papel en el sangramiento 

   
El cuerpo tiene justo uno complicado sistema para coagular velozmente y por lo tanto parar una hemorragia. EE.UU. la patada, la trombina, el fibrina y muchas enzimas, todo esmeradamente regulados. ¡También hay un complicado sistema de mantenimiento de la sangre a un nivel de fluidez suficiente a permitirle de correr bien y a impedir que se coagule! Eso es igualmente importante. La vitamina K y el cumarina desarrollan un papel en estos fenómenos, tal como también la común aspirina. 
 
La vitamina K se encuentra en varias formas. La forma que lleva el problema de coagulación es llamada menadione. Ralentiza la coagulación. Pero no es el normal menadione: es un forma”equivocada" de menadione. El Sincrometro® nota que su polarización es diferente. Es polarizado sur en lugar de Norte, el que indica que es un diferente "isómero", forma. Naturalmente el cuerpo está capaz de reconducirlo a la polarización Norte, pero eso solicita que el níquel y el Bacillus sean removidos cereus y hasta las Salmonellas que causan esta transformación magnética y alérgica. El níquel es fijado en la grasa por cojines a esfera presente en vuestro cuerpo, y continuamente filtra fuera de esta grasa. El Bacillus proviene de parásito de Fasciolopsis buski, cuyos huevos también son entrampados en esta grasa. Un órgano enfermo no es capaz de removerlos sin ayuda. Entonces el órgano activa su alarma y, en lugar de destruir a los invasores, PGE produce. Y la vitamina K, preciosa sustancia, será tratada como una cualquiera alergia, y más bien será añadida inflamación al órgano. 
 
 ¡Como si éste no fuera ya bastante grave, además podríamos decidir también comer alguna forma equivocada de menadione! 
 
 El menadione se encuentra en los alimentos, especialmente en las hortalizas a hoja verde y en los cereales de cada tipo (ver Tablero de los alimentos a página 36). Cuando las hortalizas a hoja verde son recogidas frescas, son polarizadas Norte y no contienen la forma alergica de menadione. Misma cosa por los cereales. Pero cosa de un día para las hortalizas, y de algunas semanas por los cereales, ya es producida la forma dañino polarizado sur de menadione: ésta es la forma alergica. Si tenéis microemorragie deberíais parar de comer perfectamente  menadione en las hortalizas a hoja verde y en los cereales frescos. Temporalmente paráis de comer todas las hortalizas a hoja verde y a la mayor parte de los cereales, hasta que el sangramiento se habrá parado. Los cereales no pueden estar frescos, por tanto, como cereal, limítevos a sólo comer cebada, hasta que el sangramiento deja. Vuestro estreno elegido de hortaliza a hoja verde podría ser el bok choy, col china, y vuestro primer cereal nuevo, la Harina *, embalada bajo nitrógeno. Consérvala en el freezer para ralentizar el envejecimiento. También la nata, los latticini y los derivados son sospechosos, y tienen que ser probados. 
 
 A medida que removéis de vuestro cuerpo la grasa por cojines a esfera, junto con el níquel y los huevos de parásitos en ello entrampado, y que matáis el Fasciolopsis buski con sus bacterias de Bacillus cereus y de Salmonella, el problema de la alergia se reduce cada vez más. 
 
 Pero hasta después de que el sangramiento es eliminado y que las eventuales manchas rojizas sobre las manos y sobre los brazos se han estrechado, deberíais reteneros de consumir alimentos continentes menadione. Antes de volver a hablar vuestras habituales hortalizas a hoja verde esperada que las manchas bajo piel sean completamente desaparecidas y que no se presenten más-y esta vez sólo comida hortalizas frescas del huerto. Con los cereales, experimentais lentamente para ver si el sangramiento vuelve. 
 
 También el cumarina ralentiza el proceso de coagulación. El cumarina tiene un fantástico aroma de "heno corto" y viene de la vainilla, de la miel de trébol, del arroz fragante y hasta de los perfumes por entornos. Vuestro cuerpo, que es sabio, PGE2 produce para combatirla y eliminarla. De nuevo, en todo sitio el cumarina se acumula en el cuerpo, allí se activa la inflamación. Usted cumarina es el antígeno de los pulmones. Las células inflamadas dejan entrar los virus, y con el SV40 en acecho allí parecido, este pulmón podría ser la próxima metástasis. 
 
 Los pulmones, que soy nuestra más común localización por el cáncer, tienen un tropismo por el cumarina, por tanto es fácil que los pulmones sangren. 
 
 La aspirina, llamada ASA, está naturalmente presente en muchas plantas, por ejemplo el Gaultheria procumbens y los sauces, pero también en los alimentos. Es sorprendente que esté presente en muchos alimentos en lata, y en las golosinas. Está presente en las judías y en muchos frutos después de la cocción. Los analgésico son particularmente traidores: sus pequeñas cantidades de ASA pueden estar no citáda sobre la etiqueta. Pruebaslos o le preguntáis a vuestro farmacéutico. Encontráis un analgésico sin aspirina. 
 
 El evitar el cumarina, el menadione y el ASA, además de haber parado de asumir benceno con la comida, ha parado todos los problemas de sangramiento que hemos encontrado. Para parar los microemorragie puede ser ulteriormente útil la hierba china Yunnan Paiyao (ver Manantiales). A veces es de ayuda ponerse una inyección de vitamina K. El sangramiento en el estómago recibe beneficio del beber la receta de encauzar-ante, ver a página 559. Pero todos éstas son "ayudas" de pequeña entidad con respecto del remover las causas: el ácido fórmico y los tres antígenos alimenticios. Además hay otro factor del sangramiento. 
 
 El lugar en que está averiguando el sangramiento decide que ulterior alergia alimenticia sospechar y probar *. ES allí que el ácido fórmico se acumula. Aquel órgano es inflamado a causa de la misma alergia, e invita benceno y bacterias a arribar justo allí. Por ejemplo, el D-mannitolo es allergenico por el recto. Cuando hay sangramiento del recto, eliminadas por vuestro régimen el mannitolo. 
El problema de la coagulación se ha desarrollado independientemente del problema del benceno y el ácido fórmico. Las minúsculas heridas causadas por el ácido fórmico pueden estar en via de curación, pero la sangre todavía puede ser demasiado fluida a causa del problema de coagulación. Sigue goteando fuera de los sitios de la herida curada, mientras que una sangre normal no lo haría. Por tanto no os podéis esperar una curación hasta que ambos problemas no se habrán solucionado. 
 
El ardor de estómago es una señal precoz de benceno que llega al estómago. En este caso el fenol ya ha empezado a acumularse. El fenol acabará de para transformarse de ácido fórmico y para producir dolor y sangramiento, aunque cuando fuisteis más joven y más sano eso no ocurrió. El sangramiento atrae las bacterias de streptococcus, y bien pronto el dolor acompañará el sangramiento. Los antiácidos y las pociones analgésicas y lenitivas no logran contrastar la incesante marcha hacia el sangramiento, el dolor y la ulceración. a medida que el sitio ulcerado pierde su capacidad inmunitaria, gradualmente llegan las otras tarjetas del puzzle del cáncer, y un día da el temida diagnóstico… cáncer al estómago. 
Aceléraos a eliminar todos vuestros manantiales de benceno y alergicos. El número de vuestros glóbulos rojos puede ser 4.3 y la hemoglobina (HGB) 13.0. 
 
, del libro "The Prevention of all Cancers", pp. 350-358; Copyright, 
 
 
  
* "Harina" no es nuestra harina pero un tipo de es trigo molido que lleva este nombre y marca en E.E.U.U., nota del traductor, 
* Analistas al Sincrometro®, prueban el órgano sangrante por su antígeno alimenticio usando la Mesa de los alimentos, o sencillamente pruébalo por todos los alimentos que el paciente come.

<?php echo JText::_( 'TPL_CLARK_DONATION' ); ?>

We would like to ask for a small donation

We are a non-profit organization and are financed in part by donations.
Our services are carried out by volunteers who give freely of their time.
We also make sure to provide you with free information material and books.
A minimum donation of $3.00 or more would be greatly appreciated in order to help with our expenses. Thank you!

TPL_CLARK_THUMB_UP